¿Dudas entre diésel o gasolina?

Es la duda que siempre tenemos a la hora de comprarnos un vehículo. Aunque la mayoría de conductores parecen seguros y se decantan por las versiones de gasolina, pero, puede que todavía siga siendo el diésel la mejor opción para determinados usuarios y modelos.

¡Si aún eres de los conductores que duda, quizás necesites un poco de aclaración! ¡Lo vemos! 

Normalmente, nos decantamos por un gasto mínimo de combustible, y siendo el gasóleo por imposición fiscal el más económico, nos llevaba finalmente a adquirir vehículos con este tipo de combustible cuando, en ocasiones, debido al uso que vayamos a darle, no ha sido la decisión más acertada.

Tras las encuestas y estudios realizados en nuestro país, hay más de 100.000 españoles que se equivocan al elegir un coche diésel, ya que no rentabilizan el mayor coste de estos automóviles.

Teniendo en cuenta los datos actuales y poniéndolo en una balanza, si lo enfocamos a medio plazo, la balanza todavía se inclina más hacia los modelos de gasolina, aunque sólo planteemos la compra de una u otra motorización desde el punto de vista económico.

Desde hace dos años se incrementaron las alertas por contaminación y se endurecieron los protocolos de restricciones de tráfico. Esto hizo que en 2017 el mercado español cambiara la tendencia que había por los coches diésel, en ocasiones, inequívoco por falta de conocimiento, y que al final no rentabilizaban su coche. Incluso tenemos la información del gobierno sobre futuras subidas en el precio del gasóleo e impuestos a los vehículos diésel y su prohibición en 2025, con resultados perjudiciales para los compradores que realmente sí necesitan un vehículo de gasóleo por el tipo de uso que hacen de su coche.

En los estudios realizados, se analizaron los 10 modelos más vendidos en España, diésel y gasolina con precios similares, obteniendo resultados realmente alarmantes, ya que más del 50% de los compradores de coches diésel se habían equivocado al elegir esa motorización porque jamás la rentabilizarían económicamente.


¿Cómo podemos saber, lo que hace que un coche diésel sea más caro?

  • Partimos del precio de compra: Los motores de gasolina son de los 10 modelos que más se venden en España, situados en 14.567 euros. Si lo comparamos con los 16.495 euros de las versiones diésel son casi 2.000 euros más caros. Pero, de forma radical, estos datos han cambiado en la actualidad. Debido a la caída en picado de las ventas con motores diésel, los fabricantes se han volcado en hacer ofertas muy favorables que, en determinados modelos, el diésel puede ser mucho más económico que las versiones de gasolina.
  • El seguro de tu vehículo: Si aseguramos un modelo diésel a todo riesgo nos cuesta una media de un 13,6% más que si lo hacemos con su variante equivalente de gasolina.
  • El Coste de su mantenimiento:  El coste asociado a sus cuidados de mantenimiento, en algunas ocasiones se sitúa alrededor de 300 euros más caro que el de un motor gasolina.
  • El consumo de combustible: Este es un factor que cada día que pasa, es menos llamativo pues, la diferencia de gasto de carburante entre los coches de gasolina y diésel es cada vez menor. De todos modos, la diferencia de consumo en el entorno urbano entre un modelo de gasolina y un diésel continúa teniendo de media 1,8 l/100 km, inferior a favor de estos últimos. En un uso extraurbano, el dato se sitúa en 1 l/100 km.
  • El precio del combustible: actualmente, el litro del gasóleo se sitúa alrededor de un 5% más barato que el de gasolina. Esta diferencia de precio se debe a unos impuestos menores en el gasóleo que en la gasolina.
  • El valor residual: Los modelos diésel resultan más caros, eso garantiza un valor de reventa también elevado. Sin embargo, la comparación entre los diez modelos más vendidos transcurrido un periodo de 11 años apenas se sitúa en 400 euros y esta diferencia es cada vez menor.

¿Cuándo es rentable comprar un modelo de coche diésel?

Para que podamos recuperar la inversión, es necesario recorrer de media más de 160.000 kilómetros en la vida del automóvil. Es a partir de los 200.000 kilómetros cuando se va a empezar a generar un ahorro cercano a los 1.000 euros a favor de los motores diésel.


¿Cuándo es buen momento para comprar un coche diésel?

Por ejemplo, si vives en una gran ciudad como Sevilla o Barcelona, no sería recomendable.  Durante varios años, la industria automovilística y los organismos oficiales, mencionaban las bondades de las mecánicas diésel, lo que hizo posible que en España, por ejemplo, el mix de ventas gasolina/diésel se situará algún año en un 70% a favor del gasóleo.

Este escenario ha cambiado por completo y con la Unión Europea presionando con sanciones para que se cumplan unos niveles máximos de partículas nocivas en el aire, los ayuntamientos han preparado y puesto en marcha ambiciosos protocolos anticontaminación donde los vehículos más afectados son los de motor diésel.

Sólo en caso de que, por motivos laborales o personales, donde hacemos buena vida en carreteras, haciendo los kilómetros suficientes como para que el consumo siga compensando el nuevo precio del gasóleo, es entonces cuando se recomienda su compra.

Aunque con todas las trabas administrativas que se imponen al diésel, mejor decántate por otras alternativas como el gas GLP o el gas GNC, híbridos enchufables, etc. Conviene aclarar que, tanto el GLP como el GNC son combustibles con un precio muy económico pero que también puede terminar disparándose ya que el único motivo por el que son más baratos es fiscal y no hay nada escrito y firmado que garantice que vayan a seguir gravados con menores impuestos en un futuro a largo plazo.